El estado de paz no depende de dónde te encuentres o con quién estás sino que principalmente depende de cómo estás. Se puede mantener exactamente el mismo estado de tranquilidad en un embotellamiento de tráfico o en una magnífica playa o montaña.
La paz no depende de nada externo.
No depende de las personas que te acompañen en ese momento.
La semilla de ser pacíficos está en todos nosotros. Nadie prefiere la violencia  si la paz es posible. Si alguien te pregunta si tienes interés en mejorar,  le dirás que sí.

Extraído del libro: LA PAZ COMIENZA  CONTIGO
Autor: Ken O´Donnell
Copyright edición castellana: Asociación Espiritual Mundial Brahma Kumaris
ISBN 978-987-97806-8-8
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy