No puedo hacerlo todo sola. Nadie puede. Pero cuando estoy clara y bondadosa y actúo con valentía, de algún modo la vida funciona. Surgen oportunidades. Se producen sincronías. Y todo lo que debo hacer es mi parte. Del mismo modo admirable como las abejas trabajan juntas; en la Naturaleza, cada una cumpliendo su parte, con sus habilidades y talentos particulares, también yo soy capaz de apoyar a otros y que otros me apoyen. En ese dar y recibir se desenvuelve la vida y yo satisfago mi destino” .

Extraído del Libro  “Las cuatro caras de la mujer”
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

busy