Me mantengo fuerte como un árbol, quizá me puedo sacudir y ser flexible ante una tormenta, pero no me permito reaccionar, tampoco me tomo todo personalmente.

Aplicación

Practico la tolerancia cuando....

  • Modifico mi identidad y me veo a mí y a los demás como seres llenos de posibilidad y de poder.
  • No necesito ponerme a la defensiva.

Afirmación

Soy un alma poderosa, comparto mi amor, tolerancia y poder de protección con toda la familia humana.

 

Reflexión sobre la Tolerancia

Tolerancia no es hacer concesiones, pero tampoco es indiferencia. Tolerancia es conocer al otro y aceptarlo. Es el respeto mutuo mediante el entendimiento mutuo.

 

Una persona tolerante atrae a otra diferente mediante el entendimiento y una mentalidad abierta

El propósito de la tolerancia es la coexistencia pacífica. Cuando la tolerancia reconoce la individualidad y la diversidad, se eliminan las máscaras que crean desacuerdos y diluye la tensión creada por la ignorancia. La tolerancia ofrece la oportunidad de descubrir y eliminar estereotipos y estigmas asociados con personas a las que se las ve diferentes debido a su nacionalidad, a su religión o a su patrimonio cultural.

Es importante comprender que para superar los problemas necesitas, por un lado, el poder interno y, por otro, la capacidad de tolerar. Tolerar no significa aguantar. Tolerar es aceptar, comprender y saber afrontar. Es decir, tolerar no es aguantar y luego explotar.

Leer más...

Una persona me preguntó si la tolerancia tenía límites. Dijo que ella conseguía  tolerar hasta cinco o seis veces una situación, pero que a la séptima explotaba.

Leer más...

El mundo – nuestra extensa familia - puede describirse como un gran árbol con muchas ramas, ramificaciones y brotes. Cada nación — representada por una rama— es un hermano o una hermana que tienen su propia familia. Estas familias — representadas por ramificaciones— son las diferentes regiones y comunidades compuestas por todas las religiones y grupos étnicos.

Leer más...

Cuando una relación no funciona, normalmente es que hay necesidades y expectativas que no se están satisfaciendo.

Leer más...

El truco para resolver problemas es llegar a la raíz del problema antes incluso de que éste se evidencie.

Leer más...

Si es necesario que te hagas responsable de algo, por supuesto deberías hacerlo. Pero, si una situación no te atañe u otro es el encargado, no te dejes atrapar por ella. No obstante, si quieres ayudar, puedes involucrarte de una forma más sutil: a través de la fé.

Leer más...

Para poder convivir con las diferencias de naturaleza o de índole de los otros es necesaria una buena dosis de tolerancia. Ella debe ser natural, al punto de que no sintamos que estamos teniendo que tolerar algo.

Leer más...

Hay tres grados de tolerancia: soportar una situación, hacer un esfuerzo evidente por adaptarse y tratar con ella, o usar el poder espiritual para atravesarla directamente, sin notar siquiera que hace falta tolerar algo.

Leer más...